jueves, 27 de noviembre de 2008

ABUELOS



Tener una persona mayor en casa es un privilegio, una gracia, un don de Dios.
El abuelo es un testigo de nuestro pasado, es una raíz de nuestro ser.

Cuando un abuelo es rodeado de cariño y afecto por sus nietos, toda la casa se llena de luz.

No importa que al abuelo se le olviden las cosas, que nos cuente la misma historia varias veces, que se le caiga la ceniza del cigarro, eso es natural.

Lo importante es que si le miramos a los ojos, ojos sin brillo, veamos en ellos, la sabiduría remansada por el tiempo.

Tenemos que recordar que , tal vez, un día, nosotros ocuparemos su sillón...nos querrán si hemos querido.

Nos harán felices si hemos repartido felicidad.

José Ma. Moliner




3 comentarios:

Marisa dijo...

¡Hola,María Adelina! Muchas gracias por tu comentario de "buena onda" en mi blog. A propósito de los abuelos: los míos murieron hace ya 13 años y aún los extraño y los amo como siempre. Fueron un regalo de la vida. Besos

la otra voz dijo...

Maria me encantan los abuelos, y mas cuando no dejan de brillarles los ojos... es un brillo especial, si, y tu como te sientes de abuela? me imagino que eres una abuela super alegre¡ y sabes si he leido a Cortázar, me fascina todo lo que escribe, aunque a veces me quede con la cara que what? pero es un gran escritor, y de Benedetti, pues es de lo mas melancolico que he leido... pero muy romántico.. y Osho lo acabo de descubrir de la manera mas extraña llego a mis manos y vino para quedarse en mi corazon por que tiene una consciencia digamos... sabia y actual... me gusta mucho... bueno pues aki, desde guadalajara muchos besos y abrazos para tu bella nietecita... nietita, como dices tu... como se llama? es la de la foto bco y negro?

manolo dijo...

Es la primera vez que visito su blog, me vino la dirección, buscando otro blog de título muy parecido.

Lo he estado leyendo, me gustaba lo ameno del texto, pero vi el spot este donde estamos y ya ha podido conmigo.

Que poesía y cuanta humanidad.
Se nota que estoy implicado en este escrito, SOY ABUELO.

Me vas a tener por aquí muchas veces.

Como dices somos portadores de la historia por nosotros vividas.

Uno de mis nietos, me trae amigos, para que les cuente cosas del pasado.

Me despido aquí, para no alrgar tanto mi comentarios.

Ya tendré ocasiones en otros momentos.
Felicitaciones por tan bonitos pensamientos y por saber expresarlos y compartirlos. Saludos desde Sevilla