jueves, 18 de agosto de 2011




Y doy gracias porque aceptas
mis defectos, mis delirios, mis alegrías,
mis penas y mis alivios.
Bendito seas, amigo, por haberte conocido.

1 comentario:

manolo dijo...

Ha sido un placer para mi el haber llegado a este blog. Saludos