martes, 4 de diciembre de 2012

QUIEN INVENTO EL ARBOL DE NAVIDAD?

Cuenta la leyenda que Bonifacio, un monje inglès, estaba predicando el evangelio en Alemania, cuando se encontrò con unos paganos que estaban adorando un roble. Bonifacio, furioso, cortò el àrbol  y ante el asombro de todos, un abeto apareciò en su lugar, los alemanaes , luego cristianos, comenzaron a llamar "arbol de Navidad" al abeto.




Fuente, lo se todo, conzco todo

domingo, 11 de marzo de 2012

LA MUSICA

La música puede dar nombre a lo innombrable
y comunicar lo desconocido.

jueves, 18 de agosto de 2011




Y doy gracias porque aceptas
mis defectos, mis delirios, mis alegrías,
mis penas y mis alivios.
Bendito seas, amigo, por haberte conocido.

lunes, 8 de agosto de 2011

Sólo por hoy





Sólo por hoy , cambia tú en vez de esperar que cambien los demás...



viernes, 10 de junio de 2011

MEDIA NARANJA?????



EL MITO DE LA MEDIA NARANJA
Muchas veces hemos escuchado las frases "mi alma gemela", o "mi otra mitad".
En Latinoamérica es muy común denominar al cónyuge o novio como "mi media naranja".
Esto refleja la idea que se tiene de la pareja...
Se entiende que una buena pareja es el afortunado encuentro de dos mitades.
Podemos encontrar en todo el mundo el mismo simbolismo asociado, por ejemplo, con las dos mitades de un corazón.
Sin embargo, ninguna de estas debe producir entusiasmo. Por el contrario, deben producir preocupación.
La peculiar matemática del amor, esa de la media naranja, quiere hacernos creer que para formar una pareja se necesita el encuentro fortuito de dos seres humanos partidos por la mitad.
Es preferible no utilizar esa definición, porque alimenta malentendidos y produce sufrimiento.
Es preferible a la pareja como al conjunto de dos individuos que libremente eligen viajar juntos por la vida y que ambos entienden que son dos personas completamente diferentes y únicas, con distintas personalidades, emociones, deseos, propósitos, creencias y pensamientos.
Contradiciendo a la teoría de la naranja, es preferible no estimular la búsqueda de una persona considerada como una mitad suplementaria sino el encuentro de otra persona completa.
Una persona que nos atraiga, conmueva y transporte a una mejor manera de ser nosotros mismos.
No otra mitad, una media naranja, sino tal vez una hermosa e interesante manzana.
Los seres humanos, como las frutas, venimos en diferentes sabores, texturas, tamaños y tipos.
Cuando dos se encuentran y comienzan la infinita tarea de construir una pareja funcional, pronto descubren que no suplen sus necesidades.
Es imposible definir al amor, simplemente hay que expresarlo.
Se expresa mas fácilmente cuando los amantes se conceden mutuamente un espacio en sus corazones, reconociendo la existencia del otro como singular y diferente.
En ese juego sagrado e interactivo aprendemos a compartir afinidades y diferencias, alimentándonos como individuos y como miembros de una pareja.
Una pareja que sufre puede dejar de sufrir, es decir, puede transformarse en una pareja funcional.
Para ello, solamente se necesitan 3 ingredientes: compromiso, dedicación y amor.


martes, 24 de mayo de 2011

Dí lo que sientes



Siempre dí lo que sientes y haz lo que piensas...

  • Si supiera que hoy fuera la última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente y rezaría al Señor para poder ser el guardián de tu alma.

  • Si supiera que esta fuera la última vez que te vea salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso y te llamaría de nuevo para darte más.

  • Si supiera que esta fuera la última vez que voy a oír tu voz, grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas una y otra vez indefinidamente.

  • Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo diría te quiero y no asumiría, tontamente, que ya lo sabes.

Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuánto te quiero y que nunca te olvidaré.

El mañana no le está asegurado a nadie, joven o viejo.

Hoy puede ser la última vez que veas a los que amas.

Por eso no esperes más, hazlo hoy, ya que si el mañana nunca llega, seguramente lamentarás el día que no tomaste tiempo para un sonrisa, un abrazo, un beso, y que estuviste muy ocupado para concederle a alguien un último deseo.

Mantén a los que amas cerca de ti, diles al oído lo mucho que los necesitas, quiérelos y trátalos bien, toma tiempo para decirles "lo siento", "perdóname", "por favor", "gracias" y todas las palabras de amor que conoces.

Nadie te recordará por tus pensamientos secretos.